EL CEREBRO NECESITA EL MOVIMIENTO

El movimiento temprano es vital para desarrollar los cimientos del lenguaje, el aprendizaje, la cognición y el afecto.

El bebé humano nace de forma prematura en relación a sus habilidades motoras. Los primeros años de vida se dedican principalmente a obtener el control corporal.
Según Piaget, el movimiento físico del niño es la base para el desarrollo cognitivo, social y emocional.

El movimiento es necesario para que el cerebro se desarrolle. El movimiento repetido ayuda a fortalecer las conexiones neuronales que se establecen entre el cerebro y el cuerpo. Esta red de conexiones formará el principal sistema de comunicación entre el individuo y el mundo exterior. Sin la oportunidad de moverse el cerebro es incapaz de desarrollar las habilidades necesarias para el desarrollo intelectual. Sin el movimiento se disminuye la capacidad intelectual global.

Información extraída del libro ” El niño bien equilibrado” de Sally Goddard Blyte. Una lectura muy interesante y recomendable.

2018-02-02T16:34:53+00:00 febrero 2nd, 2018|

L’ACCIÓ EN LLIBERTAT. MOVIMENT LLIURE

Les nines i els nins en els seus primers anys de vida necessiten moure’s en llibertat en un espai segur i propici per a aquest moviment. La natura és l’entorn més adequat.

La natura facilita el moviment lliure i el respecte del ritme d’aprenentatge i desenvolupament de cada nina i nin. És un ambient que acompanya la superació dels reptes que lliurement s’estableixen.

Pujar-se a un arbre, escalar una roca, botar un petit clot, caminar sobre un tronc, construir una casa amb pals, trobar pedres precioses, collir figues o magranes, compartir-les i provar-les, són activitats senzilles que nodreixen i desenvolupen qualitats i aprenentatges en tots els nivells.

La natura ens conecta amb la bondat, bellesa i veritat.

2017-10-22T16:13:43+00:00 octubre 20th, 2017|

EL UNIVERSO SE OFRECE CONTINUAMENTE A NUESTRA MIRADA

En las clases más pequeñas de primaria, los cuentos, historias, imágenes y la parte rítmica y el dibujo de formas, son factores básicos en el aprendizaje de las matemáticas.

“ … El universo se ofrece continuamente a nuestra mirada, pero no puede ser comprendido si primero no aprendemos a comprender el lenguaje y a interpretar los caracteres con que está escrito. Está escrito en el lenguaje de la matemática y sus caracteres son figuras geométricas”.

El pensar, no se desenvuelve sólo en lo intelectual, esa es una faceta. El razonamiento puro deja de lado el componente imaginativo, que es en muchos aspectos el más valioso ya que es el que permite tener una idea por adelantado. La imaginación nos permite viajar por donde queramos y como queramos. Ella nos transforma en príncipes y princesas, nos transporta al reino donde todo es posible. Cultivando la imaginación la podremos aplicar en el ámbito de la matemática, de esta forma lograremos desestructurar el pensar, darle vida, permitirle ser atrevido en sus intenciones y quehaceres. Son importantes los ejercicios de lateralidad, de equilibrio y de ritmo. En la medida en que el cuerpo se flexibiliza, se flexibiliza el pensar. No olvidemos a los griegos y su gimnasia. “Mente sana en cuerpo sano”, indica un cuerpo adecuado para ser instrumento. Hay que tener presente que ese mundo de vibraciones son recibidas por el cuerpo físico y también por el anímico, nuestro interior se mueve al son de ritmos y vibraciones… por eso aun cuando el cuerpo físico posea problemas, el que estos ritmos resuenen a su alrededor permiten que se flexibilice el pensar.

Esto, sólo es una pincelada del apasionante mundo del aprendizaje y en este caso de la matemática.

Y ahora, surge una pregunta. ¿Qué ocurre, a nivel físico, cuando el niño no se mueve, está quieto delante de una pantalla? ¿Qué ocurre en el mundo anímico e imaginativo interior, cuando el niño recibe cientos de impresiones sensoriales en unos pocos minutos y su imaginación y pensar están pasivos y no toman parte en ningún proceso creativo?

Muchas capacidades de aprendizaje acaban necrotizadas, muertas y ese efecto se traslada no sólo a la personalidad del niño, sino a sus capacidades cognitivas y de aprendizaje de forma negativa.

He aquí un enorme campo de estudio como familias y educadores. Un largo camino, que nos gustaría comenzar conjuntamente con vosotros.

2017-06-14T08:39:56+00:00 junio 5th, 2017|