PRÁCTICAS EN SECUNDARIA

Me llamo Jenny e hice 2 semanas de prácticas, la primera era con Ondine.

Ondine es una asociación que está intentando parar la contaminación de plástico en las Islas Baleares. Fue creada por Brad Robertson, un australiano que se enamoró de Bea Esparza. Los dos se mudaron a la península, pero echaban de menos el mar así que se mudaron a Mallorca. A Brad le sorprendió cuanto plástico había en las playas así que organizó una limpieza y poco a poco se convirtió en una asociación.

El primer día estaba investigando sobre Ondine y tenía que escribir un artículo sobre por qué quería hacer mis prácticas con Ondine.

El martes fui con Mari y Alice a Es Liceu, una escuela en Pont d’Inca, cerca de Palma. Iban a presentar la primera de tres secciones del Programa Escolar Dos Manos a dos grupos en la escuela.

Me pareció interesante ver la diferencia entre los 2 grupos. Mientras que ambos grupos plantearon muchas preguntas importantes, uno de ellos estaba muy tranquilo y atento, mientras que el otro era más impulsivo y enérgico, dos energías muy diferentes. La presentación de Alice no solo contaba a los alumnos sobre la contaminación de plástico, sino que también inspiraba a los adolescentes a saber que aunque son solo una persona en este planeta pueden hacer un cambio.

En el segundo grupo, comencé el desarrollo de un póster sobre los efectos de la contaminación plástica en la vida marina. Se usará para un nuevo proyecto que Ondine está desarrollando para escuelas primarias.

El miércoles realizamos la limpieza de playa, parte 2 del Programa Escolar Dos Manos, con la escuela Es Liceu. La playa que limpiamos fue Ca’n Pere Antoni en Palma. La cantidad de basura que encontramos nos resultó bastante desagradable. Hacía mucho viento y había grandes olas, así que tuvimos que cambiar un poco el plan. En vez de solo limpiar 50 metros de la playa recogiendo todos los microplásticos, caminamos hasta el otro lado de la playa recogiendo todo que vimos.

No me gustó mucho ver la gran cantidad de toallitas usadas. Al parecer son vertidas al mar a través de los emisarios de aguas residuales a 300 metros de la orilla y luego acaban en las playas, cubiertas de algas marinas, y se mezclan con las posidonias muertas.

Una vez que llegamos al otro lado de la playa, separamos la basura y rápidamente formamos grupos para estudiar los microplásticos y los nódulos (que son los “bebes” de plástico. Se encuentran en todas las playas. Son bolitas pequeñas de colores y luego se funden para crear todo el plástico que usamos hoy en día. Los nódulos se transportan por el mundo en los barcos de cargo y cada día se cae por lo menos un contenedor al agua. Hay una foto famosa que parece que ha nevado en el océano pero son millones de nódulos flotando).

Los resultados: Alrededor de 130 kg de basura y 589 piezas de microplástico.

El jueves me puse enferma y no pude acabar la tercera parte del programa, que es cuando vuelven a la escuela y hablan de ideas para parar la contaminación y las conclusiones.

El viernes, escribí un artículo sobre el estado del ambiente marino y subí un par de resúmenes con fotos de la semana. Y terminé el poster.

La segunda semana trabajé para un centro de comunicaciones para una empresa en Alemania. No fue tan interesante pero aprendí alguna cosa. Ayudé con las redes sociales y diseñé un “packaging” para un producto.

Fue muy diferente a la experiencia con Ondine pero tenía que saber cómo era trabajar en una oficina durante 8 horas.

Jenny Jenkins, 13

 

Ha sido una experiencia en la que he aprendido cosas que no olvidaré,

he aprendido a soldar, a usar hormigón y usar válvulas con aire comprimido,

estoy muy agradecido por haber tenido la oportunidad de aprender estas

habilidades que usaré mucho en mi vida y nunca olvidaré.

Luka Rigo

2018-05-15T20:32:05+00:00 mayo 10th, 2018|